< inicio noticias  contactar  multimedia  boletín  tablón  suscripciones Solicitud de Información  identidad  webmail  español  english
AGROPAL - Agropecuaria Palentina
España,  miércoles, 27 de octubre, 2021
  Buscar en Agropal
SERVICIOS
volver imprimir  búsqueda relacionadarelacionar
Noticias - Actualidad
volver  otros titulares       imprimir  enviar  búsqueda relacionadarelacionar 
Noticias - Actualidad
Abonado del girasol
19-04-21
En este artículo vamos a recordar la importancia de abonar el cultivo del girasol, y no solo por la incidencia sobre la producción, sino también por una de las principales leyes de abonado que existen.

Abonado del girasol

Una de las principales leyes de abonado que existen es la ley de restitución y dice que: “Al finalizar el ciclo del cultivo, el suelo debería conservarse en las mismas condiciones en las que se encontraba al iniciarse, respecto a su contenido de nutrientes.” Esto es, si la planta va a extraer una cantidad de nutrientes determinada, esa es la cantidad con la que debemos abonar al principio del cultivo”.

De todos es sabido que el girasol es un cultivo que necesita cantidades de abonado superiores a un cereal por tonelada de producción pero que, por su escasa producción en secano, las necesidades totales son bajas.

Las cantidades teóricas las podemos ver en la tabla siguiente:

N P K S B
Uds / Tm de producción 30-40 15-20 30-40 25 400 g

La producción del girasol en secano depende fundamentalmente de las lluvias de primavera y de que los calores no aprieten en exceso en el momento de la floración.

Se han hecho muchos ensayos sobre la influencia del abonado nitrogenado sobre la producción, en secano y en regadío, con resultados claros sobre la influencia positiva de dicho abonado sobre la producción.

Lo que también se ha visto en secano es que aportando entre 30 a 40 unidades fertilizantes de nitrógeno, mejoraba la producción, pero si abonábamos con más de 50 unidades de nitrógeno, la producción no mejoraba con respecto a los abonados solo con 30-40 unidades. Hay que tener en cuenta que en nuestros secanos el factor limitante en cuanto a la producción no depende solo de la fertilización, sino fundamentalmente de la climatología, la lluvia.

En el girasol de regadío sí se seguían apreciando incrementos de cosecha según íbamos incrementando la dosis de abonado.

Durante los primeros estadios del cultivo hasta la aparición del botón floral es cuando más importante es la disponibilidad de nitrógeno y su carencia provoca una fuerte disminución de la cosecha. El nitrógeno es necesario para el buen desarrollo vegetativo e indispensable para la formación de las cabezuelas y el llenado de los aquenios.

En cuanto al fósforo diremos que el 60% es absorbido por el girasol en los primeros 70 días de cultivo y que su presencia en la planta favorece el cuajado de los frutos y estimula su maduración.

El potasio, en equilibrio con el nitrógeno y el fósforo, favorece la actividad fotosintética, e influye en el rendimiento y en el contenido de grasa.

Desde Agropal te recomendamos abonar tus girasoles en pre-siembra, aportando todos los nutrientes de una vez, consiguiendo incrementar tu rentabilidad y no vaciar la despensa de tus suelos con:
AGROMEZ 15-17-17
Agropal, abona en confianza.


Abrir / cerrar  Seguros


Abrir / cerrar  Audio
Abrir / cerrar  Video


   Agropal S. Coop. C/ Francia, P-52 Polig. Indust. - 34004 - Palencia - España Tel: +34 979 165 116 - Fax: + 34 979 165 733   
   ©  2004-2021            Aviso Legal              Política de Privacidad info@agropalsc.com  Importe nuestros canales de RSS   PDA  Xolido®