< inicio noticias  contactar  multimedia  boletín  tablón  suscripciones Solicitud de Información  identidad  webmail  español  english
AGROPAL - Agropecuaria Palentina
España,  sábado, 4 de diciembre, 2021
  Buscar en Agropal
SERVICIOS
volver imprimir  búsqueda relacionadarelacionar
Noticias - Actualidad
volver  otros titulares       imprimir  enviar  búsqueda relacionadarelacionar 
Noticias - Actualidad
Filtros de células somáticas: ¿caballo de Troya o panacea?
08-11-21
La popularización de los filtros de células somáticas en las explotaciones ganaderas ha hecho surgir varias cuestiones que vamos a tratar en el siguiente artículo.

Filtros de células somáticas: ¿caballo de Troya o panacea?

Los llamados filtros de células somáticas comenzaron a usarse en las explotaciones de vacuno lechero a partir del 2004. Es en este año cuando entra en vigor la legislación europea vigente hasta hoy en día (Reglamento 853/2004/CEE) que establece nuevos límites legales al RBT (Recuento Bacteriológico Total) y RCS (Recuento de Células Somáticas). Los proveedores de estos sistemas de filtrado venden su producto como una solución en las explotaciones con un RCS elevado o en aquellas que necesitan un empujón para alcanzar primas de calidad.

La proliferación de estos sistemas hizo surgir algunas cuestiones. Veamos cuáles:

¿Son legales los filtros de células somáticas?

Esta pregunta quedó sin respuesta durante unos años por tratarse de un vacío legal. Hasta que se publicó el Real Decreto 1728/2007, en el que se especifica lo siguiente:

Artículo 4. Controles obligatorios en la explotación:
2. No podrá someterse la leche cruda en la explotación a ningún tipo de tratamiento ni mezcla que pueda alterar sus características físico-químicas o de composición, como centrifugación o cualquier tipo de filtración que retenga partículas menores de 70 micras, salvo enfriamiento, en el rango de temperaturas establecido en el apartado 3 b) de este artículo.

Muchos pensarán: “pero las máquinas de ordeño filtran la leche igualmente”. Y así es, pero la clave está en el tamaño de las partículas que retenga ese filtro. Los filtros de papel desechables de las máquinas de ordeño o sus homólogos de malla metálica solo retienen partículas macroscópicas (lana, insectos, pajas, etc.) que por accidente puedan entrar en el circuito. Las células somáticas presentan un tamaño mucho menor que, dependiendo del tipo celular, va de 5 a 55 micras. La ley establece que no se pueden usar filtros capaces de retener partículas menores de 70 micras; por tanto, los filtros de células somáticas son ilegales.

“¡Pero muchas explotaciones tienen filtro y no pasa nada!”

La utilización de estos filtros, según la legislación, es ilegal y al ser las explotaciones un productor primario, cualquier tratamiento al que se someta la leche en la explotación (a excepción del enfriado establecido por la ley) convertiría la leche cruda en un “producto/derivado lácteo”. Un productor primario solo está autorizado a producir leche cruda; para producir producto/derivado lácteo debería darse de alta como industria alimentaria. Por tanto, con el uso del filtro se incurre en una actividad de producción no autorizada, que puede acarrear sanciones económicas cuantiosas.

“Pero si se quitan las células, esa leche ya es buena, ¿no?”

Este es el error más común. Las células, aunque suponen un problema para la industria quesera en sí mismas, no se encuentran limitadas por este motivo. El límite del RCS tienen como fin un control de la calidad sanitaria de la leche. Las vacas (y cualquier otro animal lechero) dan más células cuanto peor es el estado sanitario de su ubre. Por tanto, el RCS de una explotación sirve como indicador de la salud del rebaño. El filtro de células somáticas falsea este dato y nos enmascara un problema dentro de la explotación. Al tratarse de controles oficiales y obligatorios, falsear estos resultados es considerado por la legislación un fraude y puede acarrear sanciones.

“Si no uso el filtro, me paso del límite”

Los filtros han llevado a un círculo vicioso en muchas explotaciones en las que se da la siguiente situación: manejo incorrecto > mamitis > aumento del RCS > uso de filtro > persistencia, cronificación de las mamitis y agravamiento de las mismas.

Una situación de RCS elevado no desaparece con el tiempo por sí sola; al contrario, se agrava. Si no se aplican medidas correctoras, la situación irá a peor hasta que la única medida posible sea la eliminación de animales, suponiendo una gran pérdida para la explotación.

Los técnicos de campo de la cooperativa siempre están a vuestra disposición para asesorar en los cambios de manejo necesarios para revertir esa situación y poder eliminar el filtro.

“O filtro o pierdo las primas”

Uno de los falsos dilemas más arraigados en las explotaciones.

Las células somáticas son un indicador indirecto de las mamitis en la explotación. Una situación generalizada de mamitis subclínicas y crónicas en el rebaño tiene unos costes mucho más elevados. Los costes en primas y penalizaciones son solo la punta del iceberg, pero hay otros de elevada cuantía. Veamos algún ejemplo: costes veterinarios, medicamentos (con los riesgos que algunos acarrean), animales menos productivos pero que consumen como uno sano (es decir, con menor eficiencia alimentaria), peor dato de grasa y proteína, incremento de costes de reposición y desvieje prematuro, pérdidas en la selección genética, etc.

Además, los filtros capaces de retener células somáticas también retienen parte de los glóbulos grasos y, por lo tanto, baja la concentración de grasa en la leche, con la correspondiente pérdida de ingresos. De nuevo, la clave está en corregir el manejo.

“El filtro me ayuda a tener mejor calidad de leche”

Si con todo lo mencionado hasta aquí, aún hay dudas de que esta afirmación es falsa, veamos el otro pilar de la calidad de la leche: la bacteriología.

Los circuitos de ordeño no están diseñados para trabajar con estos filtros, ni mucho menos para limpiarlos. Los filtros pueden llegar a utilizarse durante meses antes de ser sustituidos y, durante todo ese tiempo, se acumula materia orgánica en sus múltiples capas. Además, se mantiene constantemente húmedo. Humedad y materia orgánica son el cóctel perfecto para el crecimiento de bacterias, que se verán arrastradas al tanque (incrementando la bacteriología) y algunas de las cuales pueden ser muy peligrosas para la salud humana.

“Yo limpio el filtro con agua caliente y detergente de máquina”

Esto puede llevar a una falsa sensación de seguridad, pero parémonos un momento a reflexionar. Cuando vemos la máquina de ordeño haciendo el lavado, ¿qué vemos? Turbulencias. El agua con detergente forma turbulencias que ayudan a desincrustar restos.

¿Qué otra diferencia hay entre el circuito y el filtro? El circuito está preparado para lavarse: diseñado con el mínimo de zonas y materiales donde pueda incrustarse o quedar retenida la materia orgánica. El filtro está diseñado justo para lo contrario: retener esa materia orgánica. Además, en un filtro multicapa de esas densidades resulta muy difícil “enjabonar y aclarar”, dándose dos situaciones: enjabonado y desinfección insuficiente pero aclarado correcto o enjabonado suficiente pero aclarado incorrecto. En la primera situación, se producirá crecimiento de bacterias. En la segunda situación, el filtro quedará con restos de detergente que luego llegarán a la leche.

Conclusión:

Como hemos podido ir viendo, los sistemas de filtrado de células somáticas, que tanto se vendieron como si fueran la panacea, distan de ser una solución milagrosa y se asemejan más a un Caballo de Troya: atractivo por fuera, pero lleno de problemas por dentro.

¡El mejor filtro es el que filtra un manejo incorrecto!

Por ello desde la cooperativa animamos a nuestros socios a dar ejemplo con su profesionalidad y recurrir a nuestros técnicos ante un problema de células somáticas.


Abrir / cerrar  Seguros


Abrir / cerrar  Audio
Abrir / cerrar  Video


   Agropal S. Coop. C/ Francia, P-52 Polig. Indust. - 34004 - Palencia - España Tel: +34 979 165 116 - Fax: + 34 979 165 733   
   ©  2004-2021            Aviso Legal              Política de Privacidad info@agropalsc.com  Importe nuestros canales de RSS   PDA  Xolido®