< inicio noticias  contactar  multimedia  boletín  tablón  suscripciones Solicitud de Información  identidad  webmail  español  english
AGROPAL - Agropecuaria Palentina
España,  viernes, 23 de febrero, 2024
  Buscar en Agropal
SERVICIOS
volver imprimir  búsqueda relacionadarelacionar
Noticias - Actualidad
volver  otros titulares       imprimir  enviar  búsqueda relacionadarelacionar 
Noticias - Actualidad
El agua: la gran olvidada en la producción de leche
17-05-23
El agua es, entre otras muchas cosas, un nutriente esencial del que nos solemos olvidar a pesar de que todo el mundo tiene clara la importancia de la alimentación del ganado.

El agua: la gran olvidada en la producción de leche

El agua, esa sustancia milagrosa sin la que la vida no podría existir y a la vez tan poco valorada y relegada a un segundo plano en muchas granjas. No son pocas las explotaciones que se limitan a tener un abastecimiento mínimo de agua, hablando cualitativa y cuantitativamente. ¿Por qué sabiendo que no podemos vivir sin ella le prestamos tan poca atención a la hora de suministrarla a nuestro ganado?

Solemos asumir que el ganado es resistente y puede beber agua de dudosa salubridad o que un agua en mal estado no supondrá un perjuicio mayor a nuestro rebaño. ¿Cuántas veces hemos escuchado que “las mamitis entran por la boca”? Esta afirmación, aunque no sea totalmente cierta, tiene una parte de verdad, pero curiosamente solo se usa para referirse a las materias primas vegetales y piensos compuestos. ¿Acaso el agua no entra por la boca?

El agua también es un solvente universal y un excelente regulador de la temperatura por su elevado calor específico (absorbe gran cantidad de calor antes de aumentar su temperatura). Nuestros cuerpos lo utilizan para eliminar productos de deshecho (orina) y para regular la temperatura corporal (evaporación, transpiración, jadeo). Al ser una sustancia con elevado calor latente (puede acumular muchas calorías y tarda en enfriarse) y poder formar disoluciones con un gran número de sustancias, es utilizada como principal componente en la limpieza de nuestras salas de ordeño, circuitos y tanques.

Pero pongámoslo en cifras para ser conscientes de la importancia de esta sustancia:

  • Aproximadamente, el 80 % de la ingesta diaria de una vaca en lactación es agua.
  • Aun variando entre las distintas especies ganaderas, el contenido en agua de la leche no suele ser inferior al 80 %:
  • Especie % Agua en la leche
    Vaca 87,5
    Oveja 80,9
    Cabra 86,2
    Búfala 82,2
  • Los mamíferos, dependiendo de la edad y la masa muscular, estamos compuestos alrededor de un 65 % de agua.
  • Un animal adulto puede consumir casi la totalidad de sus reservas corporales de grasa y en torno a un 50 % de las proteínas que lo constituyen sin morir. Pero una deshidratación de solo el 10 % puede causar la muerte a un mamífero.
  • En condiciones de Confort Térmico, una vaca necesita mínimo 3 litros de agua para producir un 1 kg de leche. Supongamos un rebaño con una media de 32 l/vaca/día, esto implica que, solo para mantener la producción, cada vaca de ese rebaño beberá de media 96 litros de agua al día. A esto habría que sumar perdidas por transpiración y evaporación, orina (una vaca lechera puede producir hasta 35 litros de orina al día) y heces. Poniendo esto en conjunto, una vaca lechera supera holgadamente los 100 litros de agua ingerida al día.
  • Una oveja en lactación necesitará, dependiendo del estrés térmico que sufra, entre 7 y 9 litros al día (estudio realizado en Lacaune).

Consumo de agua por el ganado vacuno:

Animal Edad o producción Litros / día
Ternera Holstein 1 mes 5-8
2 meses 6-9
3 meses 8-11
4 meses 11-13
Novilla Holstein 5 meses 14-17
15-18 meses 22-27
18-24 meses 28-36
Vacas secas Gestantes (6-9 meses) 26-50
Vacas en lactación (1) 15 l/día 68-83
25 l/día 87-100
35 l/día 115-135
45 l/día 130-155
(1) A mayor contenido en materia seca de la ración, mayor consumo de agua. Fuente: McFarland, 2000

El ganado debe disponer de agua potable y a libre disposición en todo momento, no solo porque así lo exige la ley (RD 3/2023; RD 1053/2022), sino por nuestro propio interés.

La restricción en ningún otro nutriente provocará un descenso de la producción tan acusado como la restricción del agua, aun si no lo percibimos. Todo ganadero conoce los “antiguos métodos de secado” en los que se dejaba a los animales a secar sin agua durante 1-2 días. Esto debería darnos una idea del inmenso efecto que tiene el consumo de agua sobre la producción de leche.

Hasta ahora hemos visto ejemplos que evidencian lo vital que es esta sustancia. Veamos a continuación qué aspectos valorar del agua y cómo conseguir un consumo adecuado por parte del ganado.

FOMENTAR UN CONSUMO ADECUADO EN EL GANADO

La adipsia o supresión de la sensación de sed es extremadamente rara en animales de producción animal (animales jóvenes). Por tanto, no es tan necesario incentivar su consumo de agua como favorecer las condiciones para que beban todo lo que necesitan. Veamos como fomentarlo:

Ratio bebederos/animal:

Es frecuente ver en muchas naves que los bebederos o metros de abrevadero con los que cuentan los animales no son los adecuados. Ovejas, cabras y vacas son animales gregarios que establecen jerarquías. Además, son animales con biorritmos particulares, especialmente ovejas y cabras. Si cuando sienten la necesidad de beber encuentran todos los bebederos ocupados, suprimirán sus ganas de beber no durante unos minutos, sino horas. Durante esas horas, ese animal sigue deshidratándose con la consecuente bajada de producción que esto conlleva.

Contar con bebederos suficientes evitará que haya animales que se queden sin beber por disputas o por encontrar los bebederos ocupados.

  • Ovino y Caprino:
    • Número de ovejas/bebedero tipo cazoleta: 25-35.
    • Número de ovejas/bebedero tipo nivel constante: 70.
    • Altura bebedero para animales adultos: 70-80 cm.
  • Vacuno: existe bastante variedad de opiniones en función del clima y el tamaño de los lotes. En cualquier caso, en lo que a bebederos respecta, no hay error al decir que más vale pasarse que quedarse corto. En líneas generales:
    • Se considera que un animal adulto necesita 60 cm de bebedero lineal para beber.
    • Climas frescos: tienen que poder beber de forma simultanea el 5-7 % de los animales. Ej.: 100 vacas a 7% = 7 vacas / 7x0,6 m = 4,2 m de bebedero.
    • Climas calurosos o con épocas de estrés térmico: se aconseja que se disponga de suficientes metros de bebedero como para que puedan beber hasta un 15 % de los animales de forma simultánea. Ej.: 100 vacas a 15 % = 15 vacas /15x0,6 m = 9 m de bebedero.
    • Lotes de hasta 10 animales: deben tener por lo menos dos puntos de bebida distanciados el uno del otro de forma que impida disputas y garantice el suministro en caso de avería de uno de ellos.
    • Lotes de más de 200 animales: deben poder beber el 20 % de los animales de forma simultánea. Ej.: 400 vacas a 20 % = 80 vacas / 80x0,6 m = 48 m de bebedero.
    • Los puntos de cruce de pasillo, pasillos de circulación, salas de espera y salida de la sala de ordeño son puntos ideales para colocar bebederos. Idealmente, la vaca no debería tener que recorrer más de 15 metros para poder beber. Los momentos de máximo consumo de agua serán con la ingesta de alimentos, en especial si son materias deshidratadas y tras el ordeño.
    • Debemos evitar a toda costa colocar bebederos en espacios de difícil acceso o salida y al final de los pasillos. Tampoco deben estar demasiado cerca de cubículos, o cama caliente en la ausencia de cubículos, con el fin de evitar la llegada de humedad a la cama. Nunca colocar los bebederos en cornadizas o pegados al pasillo de alimentación, ya que es fácil que se humedezca la comida (incremento del riesgo de crecimiento de bacterias) y se incrementa la cantidad de restos de alimentos que ensucian el bebedero.
    • Las vacas prefieren bebederos colocados a suficiente altura (60-80 cm, no debiendo superar el 61 % de la altura a la cruz) y con una profundidad (mínimo 10 cm, idealmente 20 cm) y anchura suficiente que permita introducir el hocico de forma cómoda para beber. Los estudios parecen coincidir en que las vacas prefieren bebederos de grandes dimensiones que les permitan beber grandes cantidades de forma cómoda y sin tener que esperar a que se rellene el bebedero. Es decir, mejor bebederos muy grandes que bebederos justos de tamaño. En general, la frisona cada día tiene mayor estatura y esto debe tenerse en cuenta.
    • Caudal: por la “voracidad” a la hora de beber, debe considerarse el caudal mínimo que deben tener los bebederos. Una vaca es capaz de beber casi 20 litros por minuto. Solo con que beban 10 vacas a la vez tras el ordeño se puede requerir un caudal de 150-200 l/min. Unos bebederos grandes nos dan un volumen de reserva muy útil en estos casos.

Aspectos comunes para cualquiera de las tres especies serían los siguientes:

1. Contaminación en bebederos

2. Todo bebedero debe contar con una válvula, o sistema equivalente, que permita el vaciado completo y posterior limpieza del mismo.

3. Las tuberías que abastecen la explotación, el material de los bebederos y las pinturas que puedan recubrirlos deben ser seguros y no liberar componentes tóxicos en el agua.

4. Los animales no quieren agua helada ni agua muy caliente, en torno a los 15 ºC es lo ideal. Debemos colocar los bebederos a la sombra y, dentro de lo que permite una nave ganadera, resguardados de las heladas que puedan congelarlos. Las tuberías deberán enterrarse si es necesario. Los animales no deben pasar más de una hora sin acceso al agua.

5. Los bebederos deberían tener 5-10 cm entre la superficie del agua y el borde para evitar desbordamientos. También contar con drenajes en el suelo circundante que faciliten la evacuación de agua desbordada, evitando encharcamientos y paso de humedad a las camas o alimentos o, en el caso de heladas, evitando placas de hielo que ocasionen caídas de los animales.

6. Los bebederos deberán tener formas redondeadas y romas, nunca punzantes o cortantes.

7. Es recomendable la colocación de un “guardarrail” alineado con el borde del bebedero que impida que los animales orinen o defequen en su interior, pero que bajo ningún concepto dificulte el acceso para beber.

ASPECTOS ANALÍTICOS

A nivel microbiológico el agua de consumo debe cumplir con los siguientes requisitos:

Parámetro Valor paramétrico Unidad
1. Escherichia coli 0 UFC o NMP en 100 ml
2. Enterococo intestinal 0 UFC o NMP en 100 ml
3. Clostridium perfringens (incluidas las esporas) 0 UFC en 100 ml
4. Legionella spp. 100 UFC en 1 l
Valores microbiológicos. RD 3/2023.

La presencia de E. coli nos indica una contaminación fecal reciente del suministro de agua, mientras que la presencia de Clostridium perfringens nos indica que esa contaminación fecal no es reciente. La ingesta de bacterias fecales puede llevar a trastornos gastrointestinales muy severos.

La contaminación de pezoneras y utensilios de ordeño por aclarado con agua contaminada puede desencadenar un brote de mastitis muy grave.

No solo debemos tener en cuenta la salud del ganado, sino también la inocuidad alimentaria. Las explotaciones lecheras son productoras primarias de la industria alimentaria; esto obliga a que en las salas de ordeño y las lecherías se disponga de agua apta para el consumo humano para la limpieza, desinfección y aclarado de equipos.

En cuanto a valores químicos, podemos ver la tabla de la derecha.

En general, en los pozos y sondeos de las explotaciones ganaderas, la principal contaminación de tipo químico que aparece es la contaminación por nitratos y nitritos. El origen de estos componentes en los acuíferos son las malas prácticas de abonado de los campos con purines, estiércol y abonos nitrogenados. Su depuración es complicada ya que solo es eficaz mediante destilación, sistemas de intercambio iónico o de ósmosis inversa. Estos tres métodos son completamente inviables en las explotaciones ganaderas por razones de coste o logística.

Los nitratos representan un peligro para los rumiantes debido a que la microbiota ruminal es capaz de transformarlos en nitritos, sustancia capaz de combinarse con la hemoglobina, formando metahemoglobina. A diferencia de la hemoglobina, la metahemoglobina no puede transportar el oxígeno. Esto tiene unos efectos sobre la salud y la producción de los animales nefastos; literalmente los animales sufren asfixia. Esto puede no percibirse por no haber una clínica manifiesta (para que haya síntomas se requieren niveles muy elevados o exposiciones muy prolongadas), pero los índices productivos seguro que se ven afectados por esta contaminación. Algunos autores consideran que por debajo de 10 mg/l de nitratos no hay riesgo para las vacas.

DUREZA DEL AGUA

La dureza del agua se refiere a la concentración de calcio y magnesio en el agua. A mayor concentración de estos dos elementos, más dura es el agua. Las aguas duras no suponen un problema directo para la salud de los animales y las personas, aunque pueden dar un sabor desagradable al agua, lo que genera el rechazo por parte de los animales. En todo caso, el mayor problema de tener aguas duras consiste en el acortamiento de la vida útil de los calentadores y los equipos sobre los que se deposita la cal. La supervisión de un técnico para valorar la dureza del agua en la explotación es clave para un correcto ajuste de la dosis de detergente ácido en los lavados y las frecuencias de su uso.

Parámetro Valor paramétrico Unidad
5. Acrilamida (CAS 79-06-01) 0,10 μg/l
6.Antimonio 10 μg/l
7. Arsénico 10 μg/l
8.Benceno (CAS 71-43-2) 1,0 μg/l
9. Benzo(a)pireno (CAS 50-32-8) 0,010 μg/l
10. Bisfenol a (CAS 80-05-7) 2,5 μg/l
11. Boro 1,5 mg/l
12. Bromato 10 μg/l
13. Cadmio 5,0 μg/l
14. Cianuro total 50 μg/l
15. Clorato 0,25 mg/l
16. Clorito 0,25 mg/l
17. Cloruro de Vinilo (CAS 75-01-4) 0,50 μg/l
18. Cobre2,0 mg/l
19. Cromo total 25 μg/l
20. 1,2-Dicloroetano (CAS 107-06-2) 3,0 μg/l
21. Epiclorhidrina (CAS 106-89-8) 0,10 μg/l
22. Fluoruro 1,5 mg/l
23. Mercurio 1,0 μg/l
24. Microcistina - LR 1,0 μg/l
25. Níquel 20 μg/l
26. Nitrato 50 mg/l
27. Nitritos 0,50 mg/l
28. Plaguicida individual 0,10 μg/l
29. Plomo 5,0 μg/l
30. Selenio 20 μg/l
31. Uranio 30 μg/l
Parámetros sumatorios:
32. ∑5 Ácidos Haloacéticos (HAH) 60 μg/l
33. ∑4 Hidrocarburos Policíclicos Aromáticos (HPA) 0,10 μg/l
34. ∑20 PFAS 0,10 μg/l
35. ∑n Plaguicidas totales 0,50 μg/l
36. ∑2 Tricloroeteno + Tetracloroeteno 10 μg/l
37. ∑4 Trihalometanos (THM) 100 μg/l
Parámetros Químicos. RD 3/2023

Como siempre, el equipo veterinario de Agropal está a disposición de los socios para asesorarlos en sus explotaciones


Abrir / cerrar  Seguros


Abrir / cerrar  Audio
Abrir / cerrar  Video


   Agropal S. Coop. C/ Francia, P-52 Polig. Indust. - 34004 - Palencia - España Tel: +34 979 165 116 - Fax: + 34 979 165 733   
   ©  2004-2024            Aviso Legal              Política de Privacidad info@agropalsc.com  Importe nuestros canales de RSS   PDA  Xolido®